Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

La historia de la calabaza

El origen de la calabaza, una de las verduras más antiguas que se conocen, está muy discutido. Nos tenemos que remontar 10.000 años atrás, en Mesoamérica donde se cree que se cultivó la primera planta, aunque otros historiadores la sitúan en Norteamérica, Babilonia, Egipto o China.

¿Y… cómo llegaron las calabazas a Europa?

Pues, ¡cómo no!, las trajo Colón tras su expedición a América, en 1492.

Y no solo se empezaron a usar en la cocina, a partir del siglo XII, los peregrinos las utilizan como cantimplora. Convertidas también en instrumentos musicales como guitarras o cascabeles, su versatilidad es muy amplia.

Aunque ha sido Halloween lo que le ha hecho internacionalmente famosa en los últimos años. La llamadas linterna de Jack se ha convertido en uno de los símbolos más importantes de la fiesta.

En la península ibérica, también solemos decorar con calabazas, o… darle calabazas a alguien, pero sobre todo nos gusta cultivarla y cocinarla porque es una hortaliza muy versátil, deliciosa, sana y, además, con un cultivo sostenible y muy respetuoso con el medio ambiente.

Todo lo bueno perdura en el tiempo…