Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

La calabaza en el supermercado

¿Sabías que podías encontrarla de todas estas formas?

Te sorprenderá conocer todos los productos que la contienen

Cuando piensas en comprar calabaza lo primero que se te viene a la mente es la pieza fresca y entera. En el supermercado podrás hacerte con ella así o, en ocasiones, troceada e incluida en algún preparado junto a otras verduras. Pero lo cierto es que existen otros muchos formatos que podemos encontrar en los lineales, algunos muy novedosos y originales y que pueden ser de gran utilidad a la hora de incorporar la calabaza a nuestro menú.

Sabemos que, para muchos, ponerse manos a la obra y pelar la calabaza es una tarea ardua. Si es tu caso, en nuestra sección “Descubre” podrás ver distintos trucos para hacer este paso de forma más sencilla y que pelarla no suponga enemistarte con nuestra hortaliza favorita. Pero, si deseas saltártelo, en el supermercado también la encontrarás cortada, higienizada y envasada, tanto fresca como congelada, para que simplemente la cocines.

Estos nuevos formatos nos ayudarán a elaborar platos deliciosos y originales, como es el caso de los spaghettis, los taquitos o las láminas de calabaza, con las que podemos hacer, por ejemplo, lasañas.

En algunos casos, también podemos encontrarla asada y lista para consumir, ideal si no tenemos mucho tiempo. Otra opción en este sentido es buscarla en su forma deshidratada: en forma de pasta (Noodles) o como preparado para elaborar cremas o purés, puesto que podremos elaborar platos rápidos y poder disfrutar de la calabaza sin mucha complicación.

Tanto salado como dulce, calabaza para todos los gustos y momentos.

Pero, si lo que buscas son productos que incluyan calabaza, estás de suerte: en el supermercado la encontrarás presente en multitud de comidas, tanto refrigeradas como congeladas. En forma de albóndigas o croquetas, hamburguesas, pastas rellenas, purés o cremas, en forma de mousse, junto a cereales como la quinoa… la calabaza se funde junto a otros ingredientes para formar parte de nuestros platos de manera rápida, sencilla y saludable.

Es tan versátil que hasta la encontramos en bebidas y zumos, junto a otras frutas y verduras, a modo de bebida refrescante y de alto valor nutricional.

Y, efectivamente, este dulzor natural de la calabaza la hace perfecta para productos como confituras y bizcochos.

¿Sabías que incluso también existe el embutido de calabaza? En las grandes superficies y tiendas de alimentación podemos encontrar productos tan novedosos y curiosos como este llamado Calabizo, que además es apto para veganos y presume de ser más nutritivo y ligero que los embutidos tradicionales.

Por supuesto, no nos olvidamos de las pipas de calabaza. Ya te contábamos en nuestro artículo todos los beneficios de estas semillas presentes en el corazón de la hortaliza. En los establecimientos de alimentación las puedes adquirir en varios formatos: saladas, crudas y peladas… Son ideales para añadir a cualquier plato y darle un toque crujiente y saludable. Sobre todo, queda genial en panes y masas, productos que también puedes encontrar listos para consumir. Y, precisamente de estas semillas de calabaza obtenemos también un producto interesante: el aceite. Es ideal para añadir a ensaladas y condimentar, con un sabor suave y un aporte nutricional extra en nuestros platos.

También para los más pequeños de la casa

Por sus múltiples propiedades y su alto valor nutricional, resulta un alimento imprescindible en la alimentación infantil. Las numerosas vitaminas y minerales presentes en la calabaza junto a la fibra, que ayuda a una fácil digestión y su sabor dulce, la hacen un alimento perfecto para la dieta de bebés y niños. Puedes prepararlos tú o buscar en el supermercado alternativas preparadas e igualmente aptas y delicadas con el paladar de los más pequeños. 

¡Y para los peludos!

Y si creías que esto era todo, aún hay más. La calabaza es para todos los miembros de la familia, también para los peludos. ¿Conocías los productos para mascotas que la contienen? Por su alto contenido en fibra y su bajo aporte calórico, está indicada en productos para dietas ligeras o de problemas digestivos.

Nuestros descubrimientos

¿Y si exploramos fuera del supermercado? Nosotros lo hemos hecho y hemos descubierto auténticas delicias como el helado de calabaza asada o el pan de calabaza, productos artesanos y tradicionales que, con suerte, podrás encontrar en algunas heladerías u obradores. ¡Hasta existe cerveza y ginebra de calabaza!

La calabaza es el alimento de moda.  ¡Escoge tu formato favorito y disfrútala!